Corte absuelve a coronel (r) acusado de tortura y condenado por la CIDH

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Corte Suprema de Justicia confirmó la absolución del coronel (r) Luis Gonzaga Enciso por la tortura cometida contra Wilson Gutiérrez Soler en 1994, cuando Gonzaga se desempeñaba como comandante del grupo UNASE (Grupo antiextorsión y antisecuestro). Por este mismo caso, el Estado colombiano fue condenado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “en razón de las torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes de los cuales fue objeto cuando se encontraba bajo la custodia del Estado”, según se señala en la sentencia.

Bajo la ponencia del magistrado Luis Guillermo Salazar, el alto tribunal determinó que no hay evidencia de que Gonzaga Enciso es autor del hecho. Esto a partir de las pruebas recaudadas a lo largo de toda la investigación. Para la Corte, esta valoración resulta diferente a la que hizo la CIDH en su momento, ya que esta Comisión juzgó al Estado como tal y no al coronel. No obstante, la corporación “no desconoce ni controvierte la sentencia de la Corte Interamericana”.

“Para la Sala no pasa inadvertido el carácter definitivo e inapelable de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en cuanto a la obligación impuesta al Estado Colombiano, para que a través de la autoridad competente investigue efectivamente el hecho, identifique y juzgue al responsable o responsables”, señala la sentencia del alto tribunal.

Los hechos ocurrieron el 24 de agosto de 1994 cuando se dio la captura de Wilson Gutiérrez Soler por parte del grupo UNASE (Grupo antiextorsión y antisecuestro). Dicho operativo se dio porque al parecer Gutiérrez recibió un paquete que supuestamente contenía 3 millones de pesos exigidos al Grupo Dalhon Ltda a cambio de entregarles la documentación que comprometía a la empresa con evasión de pagos al seguro social. Tras la captura, los uniformados condujeron a Gutiérrez a las instalaciones de la unidad y allí lo torturaron quemándole sus genitales y empalándolo, según relató la víctima.

Wilson Gutiérrez Soler denunció lo sucedido y el 7 de febrero 1995 se vinculó al militar mediante indagatoria. El 25 de noviembre de 1997 el coronel (r) fue enviado a la cárcel por el delito de lesiones personales con perturbación psíquica. No obstante, el Juzgado de Primera Instancia, Auditoría Auxiliar de Guerra No. 60 de Bogotá de la Policía Nacional, revocó la medida de aseguramiento en 1998, lo cual fue confirmado por el Tribunal Superior Militar.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.