La UE ve con inquietud la formación de un Ejecutivo populista en Italia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Italia camina lentamente hacia la formación de un Gobierno mientras Europa contiene la respiración. Liga y Movimiento 5 Estrellas, dos partidos antiestablishment y de corte nítidamente euroescéptico, ultiman los detalles de un acuerdo de laboratorio basado en dos programas que han puesto en cuestión sistemáticamente las políticas de la UE. Aunque los discursos se han moderado en las últimas semanas, ambas formaciones han prometido repetidamente exigir la modificación de tratados europeos, el cambio de todas las reglas que perjudiquen a Italia e incumplir el límite de déficit fiscal si es necesario.

Bruselas creía haber contenido la deriva populista, al menos en la vieja Europa. La derrota de los eurófobos en Francia y en Holanda, hace poco más de un año, creó la sensación de que las aguas volvían a su cauce. Pero la perspectiva de un Gobierno compuesto por populistas —de izquierda y de derecha— en la tercera economía del euro genera algo más que inquietud en la familia europea. El presidente francés, Emmanuel Macron, señaló el jueves en su discurso en Aquisgrán que las elecciones de Italia habían supuesto uno de las últimas “campanas de alarma” en la Ue. Y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya advirtió en febrero: “Nos preparamos para el peor escenario”. Más tarde matizó sus palabras ante el malestar generado en Italia. Pero la realidad es que ahora toca afrontar dos posibles escenarios. O bien el dicurso antieuropeo era pura charlatanería —inquietante dado que están a punto de gobernar—, o toca realmente prepararse para algo desconocido.

Con un Gobierno experimental a punto de constituirse, una amplia representación del poder político y económico de la Unión Europea se dio este viernes cita en el descomunal salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio de Florencia, corazón del relato comercial de la grandeza del país en el Renacimiento. Tanto Juncker como el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, participaron en el encuentro anual The State of The Union para pedir más cohesión y solidaridad a los Estados miembros. Un mensaje disonante con el cierre de fronteras a la migración y la narrativa sobre los recelos al euro que en el mismo momento se discutía en los despachos de la cámara de Diputados de Italia entre los equipos de la Liga y M5S. Un contrato que la base de los grillinos deberá aprobar en una votación on line.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.