La batalla de México para acabar con el dinero en efectivo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Crimen organizado, corrupción y economía informal. Tres de los peores fantasmas de México que podrían atajarse mediante la reducción e, incluso, la desaparición total del dinero en efectivo. Sobre esta tesis central giró el foro No Money organizado por EL PAÍS, VISA y BBVA Bancomer este jueves en la sede de la entidad bancaria en la capital mexicana. Expertos de la banca, empresas e instituciones públicas analizaron el escenario actual y los pasos a seguir para potenciar las transacciones digitales.

“Un mundo sin efectivo es un mundo mejor”, defendió el director general de Desarrollo de negocios de BBVA, Hugo Nájera, en la primera de las mesas. En la batalla por un futuro sin billetes ni monedas, abonada por los avances tecnológicos, México parte de una posición intermedia en la clasificación mundial. Frente a países punteros como Suecia, donde apenas el 1% de los pagos se siguen haciendo con efectivo, en el país norteamericano oscilan en torno al 30%. Las causas: poca atención de las políticas públicas, una baja bancarización y, en general, un ecosistema cultural y político con pocos incentivos para acabar con el dinero.

“La primera medida necesaria sería que el Gobierno en todas sus instancias dejara de utilizar efectivo para pagar nóminas, programas sociales o cualquier otro apartado”, apuntó Juan Pardinas, director general de IMCO. “Cuanto más efectivo –añadió–, menos trazabilidad de las operaciones, más opacidad y, por tanto, más corrupción”. ¿Cuántos días puede uno sobrevivir en México sin utilizar dinero? Esta provocadora pregunta retórica lanzada desde otro de los paneles puso encima de la mesa la complejidad del tejido social y económico del país. En México conviven las mayores empresas globales con una gigante bolsa de trabajadores precarios e invisibilizados. Seis de cada diez mexicanos viven de la economía informal. Una cifra que coincide casi exactamente con el 56% de la población que no tiene ni cuenta bancaria ni red financiera alguna. “La lucha contra el efectivo es también la lucha por la bancarización”, apuntó Nájera.

Más allá de las demandas del sector bancario mexicano para consolidar la implantación de las cuentas bancarias al asociarlas a una nómina o al pago de cuentas de electricidad o gas, también se escucharon voces autocríticas. “Hay un componente importante de seguridad e información. Sigue habiendo mucha gente que los pagos electrónicos los ven como una pesadilla”, apuntó la profesora del ITAM y directora de México, ¿Cómo vamos?, Valeria Moy. Los farragosos trámites burocráticos y el laberinto de comisiones de las tarjetas bancarias estarían también detrás de la falta de incentivos en el mercado. “Como industria nos ha faltado comunicar mejor”, apuntó Arturo Luna, director Ejecutivo de Relaciones con Gobierno, México y Centroamérica de VISA, quien apuntó una reciente medida del Gobierno uruguayo: incentivos fiscales vía IVA para los usuarios que paguen a débito.

“Tenemos que lograr que las transacciones digitales sean más fáciles para el que paga y más baratas para el que vende”, subrayó Nájera. México cuenta desde hace apenas un par de meses con una legislación específica para el entorno económico digital: la ley Fintech. “Se trata de una buena ley, porque obliga al registro y control de los emisores de criptomonedas”, señaló el comisario jefe y coordinador Unidad de Prevención de Delitos Electrónicos, Eduardo Gómez Alcalá, quien subrayó también que el 60% de las denuncias que han recibido en lo que va de año están relacionadas con fraude e información maliciosa.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.