Las pantallas de los Galaxy S8 tienen un tinte rojo, ¿es un fallo importante?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Todo el mundo está examinando con lupa al Galaxy S8, el teléfono de Samsung que se ha lanzado esta semana. Quizá por ello, y porque el fiasco del Note 7 ha dado algo de ansiedad a sus primeros usuarios, algo tan extraño como el tinte rojo de la pantalla del teléfono ha dado mucho que hablar.

¿Qué está pasando con el Galaxy S8? Resulta que los primeros usuarios en adquirir el teléfono, que lo han recibido unos días antes si lo habían reservado previamente, se han dado cuenta de que los bordes, algunas zonas o todo el frontal de la pantalla (depende del caso), tiene un color que no es del todo normal y el balance es más rojizo de lo que debería.

Este usuario coreano ha hecho una comparativa para mostrar la diferencia de colores entre terminales:

En nuestra experiencia con el teléfono, no hemos apreciado nada extraño o que resulte realmente molesto con su pantalla. Esto puede deberse a que nuestra unidad no estuviera afectada por el problema, lo que coincide con lo que muchos otros expertos a nivel global han dicho: ninguno destaca ese tinte rojo en sus comentarios.

Es muy pronto para saber si esto es algo de lo que estar preocupado, pero los precedentes del Note 7 han disparado las alarmas antes de que realmente haya un problema de magnitud.

Samsung ha mandado dos mensajes, algo contradictorios, sobre este tema. Por un lado, han asegurado que esto no es un fallo de las mismas, sino de la calibración de color en los terminales. El S8 ofrece varias opciones para jugar con el equilibrio de color y puede ser que, algunas unidades, vengan de fábrica con un tinte más rojizo.

Por otra parte, también han hablado de la naturaleza de las pantallas OLED, que podrían tener distintos tintes pese a estar fabricadas por el mismo proceso. Si llegan al usuario con esos colores alterados es porque Samsung, por defecto, usa los mismos parámetros en todas las pantallas, pero si algunas de ellas tienen ligeras alteraciones, no se corregirían con una configuración general.

Para solucionar todo esto, Samsung lanzará pronto una actualización de software para sus Galaxy S8 que, sobre el papel, debería eliminar esta situación, que la compañía se niega a reconocer todavía como un problema.

Las dudas que se plantean en este escenario se deben a la naturaleza más particular del fallo en los móviles de ciertos usuarios. Como se puede extraer de Twitter, jugar con el equilibrio de color soluciona nada si la pantalla sólo tiene rojeces en algunas zonas y no en todas. Al cambiar los colores, otras zonas perderían su tono natural para que la que está enrojecida tuviera un color más natural.

¿Hay motivos para preocuparse? De momento, no. No hay suficientes casos ni es un defecto que se puede todavía denominar como un fallo importante ante la falta de datos por parte de Samsung y ante los pocos usuarios que aún tienen el teléfono. Sin embargo, si el tinte rojizo fuera algo generalizado y no homogéneo en la pantalla (que la pantalla tengas zonas en rojo, pero otras no), sí podría tratarse de algo molesto y que podría perjudicar de nuevo a Samsung.

Pese a que muchas personas bromean con lo explosivo de los nuevos teléfonos y ese es el primer comentario sobre el Galaxy S8 que mucha gente hace, no parece que el Notegate vaya a afectar a las ventas iniciales del móvil ni tampoco parece que vaya a repetirse con el Galaxy S8: su batería es segura y el móvil no se calienta con uso intenstivo.

Sin embargo, un problema con la pantalla, que es el principal rasgo del nuevo teléfono, podría volver a dañar la imagen de marca de Samsung. Sus ingresos parece poco probable que los dañasen a corto plazo, eso sí, pues la compañía sigue rompiendo récords con la producción de componentes para móviles.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.